Muchos pacientes temen que padecerán náusea y vómito al recibir quimioterapia. Pero estos efectos secundarios son menos comunes y con frecuencia menos severos a lo que de manera común se piensa. Los medicamentos efectivos antieméticos y contra la náusea pueden prevenir o disminuir la náusea y vómito en la mayoría de los pacientes.

Los diferentes medicamentos funcionan para distintas personas y usted podría necesitar más de un medicamento para aliviarse. No se rinda. Continúe trabajando con su doctor y enfermera para encontrar el medicamento o medicamentos que funcionan para usted. También, asegúrese de decirle a su doctor o enfermera si usted padece náuseas o ha vomitado más de un día o si su vómito es tan grave que usted no puede retener líquidos.