Hay una gran probabilidad de que usted nunca haya escuchado acerca de la vitamina K. Sin embargo, este oscuro miembro del clan vitamínico es muy importante para la buena salud. Sin ella, su sangre no coagularía apropiadamente. Existen tres formas de vitamina K: K 1 (filoquinona), encontrada en las plantas; K 2 (menaquinona), producida por la bacteria en sus intestinos; y K 3 (menadiona), una forma sintética.

La vitamina K es usada medicinalmente para revertir los efectos de las medicinas adelgazadoras de la sangre como la warfarina (Coumadina). Evidencia creciente sugiere que también podría ser útil para la osteoporosis.

La vitamina K es un nutriente esencial, pero usted necesita únicamente una diminuta cantidad. Las recomendaciones oficiales de los Estados Unidos para la ingesta diaria han sido establecidos como sigue:

  • Bebés 0 - 6 meses, 2 mcg
    7 - 12 meses, 2.5 mcg
  • Niños 1 - 3 años, 30 mcg
    4 - 8 años, 55 mcg
  • Hombres 9 - 13 años, 60 mcg
    14 - 18 años, 75 mcg
    19 años y mayores, 120 mcg
  • Mujeres 9 - 13 años, 60 mcg
    14 - 18 años, 75 mcg
    19 años y mayores, 90 mcg
  • Mujeres embarazadas 90 mcg, preferentemente la variedad de K 1 (filoquinona) (75 mcg si tienen 18 años o menos)
  • Mujeres lactando, 90 mcg, de preferencia la variedad de K 1 (75 mcg si tiene 18 años o menos)

La vitamina K (en la forma de K 1) se encuentra en vegetales de hojas verdes. La col rizada, el té verde y vegetales frondosos son las mejores fuentes alimenticias, proveyendo casi 10 veces el requerimiento adulto diario en una porción sencilla. Las espinacas, brócoli, lechuga y col son fuentes muy ricas también, y usted puede obtener perfectamente, cantidades respetables de vitamina K en alimentos comunes tales como avena, chícharos, trigo entero y ejotes, así como los berros y espárragos.

La vitamina K (en la forma de K 2) es también fabricada por bacterias en los intestinos y es una fuente principal de vitamina K. El uso a largo plazo de antibióticos puede ocasionar una deficiencia de vitamina K al matar estas bacterias. Sin embargo, este efecto parece ser significativo únicamente si la gente que tiene deficiencia de vitamina K empieza dicho tratamiento.2 - 5Las mujeres embarazadas y posmenopáusicas algunas veces también tienen deficiencia de esta vitamina.6 - 8Además, los niños nacidos de mujeres que tomaban anticonvulsivos mientras estaban embarazadas pueden estar significativamente deficientes en vitamina K, ocasionando que tengan problemas de sangrado y anomalías en los huesos faciales.9 - 11 La complementación de vitamina K durante el embarazo puede ser útil para prevenir esto.

La medicina adelgazadora de la sangre warfarina (Coumadina) funciona como antagonista de los efectos de la vitamina K. Contrariamente, los suplementos de la vitamina K, o la ingesta de alimentos que contienen altos niveles de vitamina K, bloquean la acción de este medicamento y pueden ser usados como un antídoto.12

Las cefalosporinas y posiblemente otros antibióticospodrían también interferir con la coagulación sanguínea - de la que depende la coagulación sanguínea.13 - 16 Sin embargo, esta interacción parece ser significativa sólo en personas que tienen vitamina K - pobremente en sus dietas.

Las personas con trastornos del tracto digestivo, como diarrea crónica, enfermedad celiaca, colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn, pueden estar deficientes de vitamina K.17 - 20El alcoholismotambién puede causar deficiencia de vitamina K.21