*Similar al clorhidrato de betaína, pero no idéntica

la TMG (trimetilglicina) también llamada betaína, es una sustancia fabricada por el cuerpo. Ayuda a desintegrar otra sustancia que existe de manera natural en el cuerpo llamada homocisteína.

En ciertas enfermedades genéticas raras, el cuerpo no puede eliminar la homocisteína, resultando esto en su acumulación en niveles extremadamente altos. Esto a su vez conduce a enfermedad cardiovascular acelerada y otros problemas. La TMG oral es un tratamiento aprobado por la FDA para esta enfermedad. Convierte a la homocisteína en "metilato," sacándola de circulación.

Significativa, pero no del todo consistente, la evidencia sugiere que la relativamente ligera aumento de homocisteínaque puede ocurrir en gente saludable es también dañina.6 Partiendo de esta base, se ha sugerido que la TMG podría reducir el riesgo de enfermedad cardiaca en personas saludables también. Sin embargo, esto no ha sido probado.

La TMG no es requerida en la dieta porque el cuerpo la produce a partir de otros nutrientes. Granos, nueces, semillas y carnes contienen pequeñas cantidades de TMG. Sin embargo, la mayoría de TMG en los alimentos es destruida durante la cocción o proceso, de forma que los alimentos no son una forma confiable de obtener una dosis terapéutica.

Después que la TMG ha cumplido con su trabajo sobre la homocisteína, es transformada en otra sustancia, dimetilglicina (DMG). Algunos fabricantes le dirán que la DMG es idéntica a la TMG, pero no es verdad. La DMG no es un agente metilante, de modo que no puede tener ningún efecto sobre la homocisteína. (Vea también Usos Terapéuticos abajo.)