La yerbabuena es una pariente de numerosas plantas silvestres de menta, criada deliberadamente a fines del siglo XVII en Inglaterra llegó a ser la planta deliciosa al paladar tan bien conocida el día de hoy. Ésta se usa ampliamente como una bebida en forma de té y como un saborizante o esencia en una amplia variedad de productos.

El té de yerbabuena también tiene una larga historia de uso medicinal, principalmente como auxiliar digestivo y para el tratamiento sintomático de la tos, resfriado y fiebre. El aceite de yerbabuena se usa para la congestión de pecho (Vicks VapoRub), como un anestésico local (Solarcaine, Ben-Gay) y más recientemente en el tratamiento de la enfermedad del intestino irritable, también conocido como colon espástico.

La Germany's Commission E autoriza el uso del aceite de yerbabuena oral para el tratamiento del dolor por cólicos en el tracto digestivo. Alguna evidencia preliminar sugiere que el aceite de yerbabuena verdaderamente puede ser efectivo para este propósito.

Se cree que el ingrediente activo del aceite de yerbabuena para este propósito es el mentol. Esta substancia relaja los músculos del intestino delgado en una disolución tan baja como de 1:20,000 y se ha descubierto útil para contrarrestar el efecto de medicamentos que causan espasmos intestinales.3 - 5 El aceite de yerbabuena también puede ser útil para la dispepsia (indigestión menor).

El aceite de yerbabuena oral también se ha mostrado un poco prometedora para ayudar a disolver los cálculos biliares,1 pero está lejos de ser un tratamiento comprobado para este padecimiento.

El aceite de menta también se usa de otra forma: Como aromaterapia. Esto significa que se inhala, con frecuencia al agregar un humidificador. La Commission E ha autorizado el aceite de menta inhalado para la aliviar la congestión pulmonar y sinusal de mucosidad; sin embargo, sólo existe evidencia débil que apoya este uso.21,22 Incluso la evidencia más débil sugiere que el aceite de yerbabuena inhalado podría aliviar la náuseapostquirúrgica.2

De forma similar, evidencia débil sugiere que el aceite de menta, aplicado en la frente, podría aliviar los dolores de cabeza por tensión.23,24