La ornitina alfa-ketoglutarato (OKG por sus siglas en inglés) es producida de dos aminoácidos, la ornitina y la glutamina. Estos aminoácidos son llamados "condicionalmente esenciales." Esto significa que uno no necesita consumirlos en los alimentos debido a que el cuerpo puede producirlos de otros nutrientes. Sin embargo, durante los periodos de estrés severo, como en la recuperación de una lesión mayor o una enfermedad grave, el cuerpo podría no ser capaz de producirlas en cantidades suficientes y podría requerir una fuente externa.

Se piensa que la ornitina y la glutamina tienen efectos anabólicos, esto quiere decir que estimulan al cuerpo para desarrollar músculos y otros tejidos. Estos aminoácidos también parecen tener efectos anticatabólicos. Esta es una propiedad estrechamente relacionada pero ligeramente diferente; la ornitina y la glutamina parecen bloquear el efecto de las hormonas que destruyen el músculo y otros tejidos (hormonas catabólicas).

La evidencia sugiere que el uso de OKG (y aminoácidos relacionados) podría ofrecer beneficios para los pacientes que están hospitalizados recuperándose de lesiones o enfermedades graves.

Basándose en estos descubrimientos (y un poco de lógica), las OKG han sido ampliamente comercializadas como un complemento deportivo para ayudar a desarrollar músculo. Sin embargo, el hecho de que las OKG ayuden considerablemente a las personas enfermas a desarrollar músculo no significa que esto tendrá el mismo efecto en los atletas y no existe evidencia directa que lo corrobore.

Los aminoácidos que producen las OKG son encontrados en alimentos altos en proteínas como la carne, el pescado y los productos lácteos. Los complementos están disponibles en forma de tabletas o píldoras.