El nopal, o cacto de pera espinoso, es uno de los principales símbolos de México y aparece en la bandera mexicana.

Este cacto tiene una larga historia de uso como alimento y medicina. Sus carnosos tallos semejantes a hojas (cladodios), especialmente cuando son jóvenes, se comen como vegetales. La fruta se come cruda, fermentada como cerveza o convertida en un alimento parecido al queso. Medicinalmente, el fruto del nopal, los tallos y sus flores han sido usados para tratar la diabetes, problemas estomacales, fatiga, respiración entrecortada, moretones que aparecen fácilmente, agrandamiento de la próstata y enfermedad hepática. El nopal es también un fuente significativa de proteínas, vitaminas y minerales.

Aunque los resultados de estudios en animales y ensayos altamente preliminares en humanos son un tanto contradictorios, juntos sugieren que el nopal y sus tallos podrían tener algún beneficio para la diabetes.1 - 9 Sin embargo, únicamente los ensayos doble ciego controlados por placebo propiamente diseñados y lo suficientemente grandes, pueden decirnos de seguro si el nopal es efectivo y no ha sido reportado ninguno. (Para información acerca de por qué tales estudios son esenciales, vea ¿Por QuéLas Terapias ComplementariasDependen de Estudios de Doble Ciego?)

También existe evidencia de que el nopal y sus tallos podrían ser útiles para reducir los niveles de colesterol.10 - 14Otros estudios sugieren que los tallos de nopal y la fruta podrían tener efectos antiinflamatorios, analgésicos y protectores del estómago.15 Finalmente, los estudios de laboratorio sugieren que la flor del cacto de nopal podría ser útil para el agrandamiento de la próstata ( BPH).16