La planta del cardo lechoso comúnmente crece de 2 a 7 pies de altura, con hojas espinosas de color rojizas purpúreas y flores en forma de cardo. También se la llama alcachofa salvaje, cardo santo y cardo mariano. Oriundo de Europa, el cardo lechoso tiene una larga historia de uso tanto como alimento como medicina. A principios del siglo XX, los jardineros ingleses cultivaban el cardo lechoso para usar sus hojas como lechuga (después de cortar las espinas), los tallos como espárrago, las semillas tostadas como café y las raíces (puestas a remojar durante la noche) como planta de ostra. Las semillas y las hojas del cardo lechoso también se usaban con propósitos medicinales, tales como tratar la ictericia y aumentar la producción de leche materna.

En la década de 1960, los investigadores alemanes estaban lo suficientemente impresionados con el historial y la eficacia clínica del cardo lechoso como para empezar a examinarlo respecto a sus componentes activos. En 1986, la Germany's Commission E aprobó un extracto oral de cardo lechoso estandarizado al 70% de contenido de silimarina cruda como un tratamiento para la enfermedad hepática.

Con base en el uso popular extenso del cardo lechoso en caso de ictericia, los investigadores médicos europeos comenzaron a investigar sus efectos medicinales. Ahora se usa extensamente para tratar hepatitis alcohólica, cirrosis hepática, intoxicación hepática y hepatitis viral, así como también para proteger al hígado en general de los efectos de los medicamentos tóxicos para el hígado.

Según algunas (pero no todas) las evidencias de investigacion, el tratamiento produce mejorías en los síntomas de enfermedad hepática crónica, como náuseas, debilidad, pérdida de apetito, fatiga y dolor. Las enzimas hepáticas según lo medido por exámenes sanguíneos pueden mejorar, y si se lleva a cabo una biopsia hepática, pueden existir mejorías a nivel celular. Además, algunos estudios han mostrado una reducción en la tasa de mortalidad entre aquellos con enfermedad hepática seria.

Parece que los ingredientes activos del cardo lechoso son cuatro sustancias conocidas colectivamente como silimarina, de las cuales la más potente se llama silibinina.1 Cuando se administra intravenosamente, la silibinina es uno de los pocos antídotos conocidos para la intoxicación por el hongo del casquillo de la muerte, Amanita phalloides.Estudios en animales sugieren que los extractos de cardo lechoso también pueden proteger contra muchas otras sustancias tóxicas, desde el tolueno hasta el medicamento acetaminofén.2 – 7Un estudio en animales sugiere que el cardo lechoso también puede proteger contra el daño fetal causado por el alcohol.8

Parece que la silimarina funciona al desplazar a las toxinas que tratan de unirse al hígado así como también al causar que el hígado se regenere de manera más rápida.9 También puede actuar como un antioxidantey estabilizar las membranas celulares.10, 11

En Europa, con frecuencia el cardo lechoso se añade como protección extra cuando se les administra medicamentos a los pacientes que se sabe causan problemas hepáticos. Sin embargo, el cardo lechoso no logró demostrar su efectividad para prevenir la inflamación hepática causada por el medicamento para la enfermedad de Alzheimer Cognex (tacrina).12

El cardo lechoso también se usa en una enfermedad imprecisa conocida como insuficiencia hepática menor o "hígado perezoso."13 Este término principalmente es usado por médicos europeos y médicos naturistas estadounidenses - los médicos convencionales en los Estados Unidos no lo reconocen. Se supone que los síntomas incluyen dolor bajo las costillas, fatiga, apariencia enfermiza de la piel, malestar general, estreñimiento, síndrome premenstrual, sensibilidades químicas y alergias.

El cardo lechoso también puede ofrecer cierta protección para los riñones.14

Evidencias sumamente preliminares insinúan que el cardo lechoso podría ayudar a reducir el riesgo de cáncerde mama.15 Algunas veces el cardo lechoso se recomienda para los cálculos biliares y para la psoriasis, pero todavía existen pocas o ningunas evidencias de que realmente ayude para estas enfermedades.