El licopeno es un antioxidante poderoso que se encuentra en los tomates y en la toronja rosa. Al igual que el suplemento mejor conocido betacaroteno, el licopeno pertenece a la familia de las sustancias químicas conocida como carotenoides. Como un antioxidante, es aproximadamente el doble de poderoso que el betacaroteno.

Hay cierta evidencia de que el licopeno podría ayudar a prevenir el cáncer y otras enfermedades, pero falta la prueba concluyente. Hasta ahora, la mejor evidencia para el licopeno tiene que ver con la prevención de complicaciones durante el embarazo.

El licopeno no es necesariamente un nutriente. Sin embargo, al igual que otras sustancias presentes en frutas y verduras, podría ser muy importante para una salud óptima.

Los tomates son la mejor fuente de licopeno. Afortunadamente, la cocción no destruye al licopeno, así que la salsa de la pizza es igual de buena que el tomate fresco. De hecho, algunos estudios indican que el cocer tomates en aceite podría proporcionar licopeno en una forma que el cuerpo puede usar mejor.1, 2aunque no todos los estudios están de acuerdo.3 El licopeno también se encuentra en la sandía, guayaba y toronja rosa.