La taurina es un aminoácido, uno de los bloques constructores de las proteínas. Encontrada en el sistema nervioso y los músculos, la taurina es uno de los aminoácidos más abundantes en el cuerpo. Se piensa que ayuda a regular el ritmo cardíaco, a mantener las membranas celulares y que afecta la liberación de los neurotransmisores (químicos que llevan señales entre las neuronas) en el cerebro.

No hay requerimiento diario para la taurina, ya que el cuerpo puede producirla de la vitamina B6 y los aminoácidos metionina y cisteína. Ocasionalmente ocurren deficiencias en los vegetarianos, cuyas dietas podrían no proporcionar los bloques constructores para producir la taurina.

La gente con diabetes tiene menores niveles de taurina en la sangre que el promedio, pero no está claro si esto significa que deberían tomar taurina extra.

La carne, aves, huevos, productos lácteos y pescado son buenas fuentes de taurina. Las legumbres y nueces no contienen taurina, pero contienen metionida y cisteína.