La soya ha sido apreciada durante siglos en Asia como un alimento nutritivo, rico en proteínas con un gran número de usos, y hoy en día es popular en los Estados Unidos no sólo como un alimento de Asia, sino como carne libre de colesterol y substitutos lácteos de los alimentos tradicionales estadounidenses. Las hamburguesas de soya, yogur de soya, hot dogs de tofu y queso de tofu pueden encontrarse en un gran número de tiendas de abarrotes cerca de los tradicionales bloques blancos de tofu.

La soya parece reducir los niveles de colesterol en la sangre, y la U.S. Food and Drug Administration ha autorizado permitir que los alimentos que contienen soya lleven una etiqueta de "saludable para el corazón".

La soya contiene químicos que son similares al estrógeno, llamados isoflavonas. Se piensa de manera amplia que estos son los ingredientes activos de la soya, a pesar de que esta teoría es discutible. Mucha de la información en este artículo coincide parcialmente con aquella del articulo de la isoflavona.

Si le gusta la comida japonesa, china, tailandesa o vietnamita, es fácil conseguir una dosis saludable de soya. El tofu es uno de los alimentos más versátiles del mundo. Se puede freír, prepararse al vapor o agregarse a una sopa. También puede hacer pure un pedazo de tofu y usarlo en lugar del queso ricotta en su lasaña. Si no le gusta el tofu, existen muchos otros productos de soya que puede probar; simples semillas de soya, queso de soya, hamburguesas de soya, leche de soya o tempeh. O, usted puede usar en su lugar un complemento de soya.