El cuerpo humano contiene sólo de 70 a 80 mg de cobre en total, pero es una parte esencial de muchas enzimas importantes. El papel posible del cobre para el tratamiento de enfermedades está basado en el hecho de que estas enzimas no pueden realizar sus funciones sin este. Sin embargo, existe poca evidencia de que tomar cobre extra puede tratar cualquier enfermedad.

Las recomendaciones estadounidenses oficiales para la ingesta diaria de cobre es como sigue:

  • Bebés de 0 - 6 meses, 200 mg
    7 - 12 meses, 220 mcg
  • Niños de 1 - 3 años, 340 mcg
    4 - 8 años, 440 mcg
  • Hombres y mujeres 9 - 13 años, 700 mcg
    14 - 18 años, 890 mcg
    19 años y más, 900 mcg
  • Mujeres embarazadas 1,000 mcg
  • Mujeres lactando, 1,300 mcg

Alta ingesta de zincreduce el almacenamiento de cobre en el cuerpo;1,2 por esta razón, si usted está tomando zinc en dosis mayores a los niveles nutricionales (como, por ejemplo, en el tratamiento de degeneración macular), usted necesitará cobre extra.

En suma, si está tomando hierro o grandes dosis de vitamina C, usted necesitará cobre extra.3 - 7 Idealmente, deberá tomar cobre por lo menos con dos horas de separación de esos dos nutrientes, de modo que no interfieran con la absorción uno del otro.

Ostras, nueces, legumbres, granos enteros, papas dulces y verduras de hojas oscuras son buenas fuentes de cobre. Beber agua que pasa a través de tuberías de cobre es una buena fuente de este mineral y a veces esta podría proporcionar demasiado.