La vitamina B 12, un nutriente esencial, también se conoce como cobalamina. La palabra "cobal" en el nombre se refiere al metal cobalto contenido en la vitamina B 12. La vitamina B 12 es necesaria para la actividad normal de las células nerviosas y funciona con el ácido fólico y la vitamina B 6 para disminuir los niveles sanguíneos de homocisteína, un químico en la sangre que podría contribuir a una enfermedad cardíaca. La vitamina B 12 también desempeña un papel en la fabricación del cuerpo de S-adenosilmetionina o SAM.

Generalmente (pero no siempre) la anemia es el primer signo de deficiencia de vitamina B 12. A principios de este siglo, los médicos idearon el nombre "anemia perniciosa" para una forma persistente de anemia que no mejoraba incluso cuando se le administraban suplementos de hierro al paciente. Actualmente sabemos que la anemia perniciosa aparece cuando el estómago no logra excretar una sustancia especial llamada factor intrínseco. El cuerpo necesita el factor intrínseco para la absorción eficiente de vitamina B 12. En 1948, la vitamina B 12 fue identificada como la cura para la anemia perniciosa. La deficiencia de vitamina B 12 también causa daño nervioso y en algunos casos esto puede ocurrir sin que primero se desarrolle la anemia.

La vitamina B 12 también ha sido propuesta como tratamiento para otras enfermedades numerosas, paro todavía no existen evidencias definitivas de que sea efectiva para cualquier propósito excepto para corregir la deficiencia.

Cantidades extraordinariamente pequeñas de vitamina B 12 son suficientes para las cantidades nutricionales diarias. Las recomendaciones oficiales estadounidenses y canadienses para el consumo diario son de la siguiente manera:

  • Bebés de 0 a 6 meses, 0.4 mcg
    de 7 a 12 meses, 0.5 mcg
  • Niños de 1 a 3 años, 0.9 mcg
    de 4 a 8 años, 1.2 mcg
    de 9 a 13 años, 1.8 mcg
  • Hombres y mujeres de 14 años en adelante, 2.4 mcg
  • Mujeres embarazadas, 2.6 mcg
  • Mujeres lactantes, 2.8 mcg

La deficiencia de vitamina B 12 es rara en los jóvenes, pero no es poco común en las personas mayores: Probablemente del 10 al 20% de los ancianos presenta deficiencia de vitamina B 12.1 – 4 Esto puede deberse a que las personas mayores tienen niveles menores de ácido estomacal. La vitamina B 12 en nuestros alimentos viene unida a las proteínas y debe ser liberada por el ácido en el estómago para que sea absorbida. Cuando los niveles de ácido estomacal son bajos, no absorbemos tanta vitamina B 12 de nuestros alimentos. Afortunadamente, los suplementos de vitamina B 12 no necesitan de ácido para su absorción. Por esta razón, las personas que consumen medicamentos que reducen ampliamente el ácido estomacal, tales como el Prilosec (omeprazol) o el Zantac (ranitidina), probablemente también deben consumir suplementos de vitamina B 12.5 – 10

La cirugía estomacal y otras enfermedades que afectan el tracto digestivo también pueden causar deficiencia de vitamina B 12. La absorción o los niveles en la sangre de vitamina B 12 también pueden ser dañados por la colchicina (para la gota), metformina y fenformina(para la diabetes) y AZT (para el SIDA).11, 12 La exposición al óxido nitroso (como podría ser experimentada por los dentistas y los higienistas dentales) podría causar deficiencia de vitamina B 12, pero los estudios no concuerdan.14, 15 Los suplementos de liberación lenta de potasio también podrían dañar la absorción de vitamina B 12.17

La vitamina B 12 se encuentra en la mayoría de los alimentos animales. También se encuentra sólo en alimentos animales. La res, el hígado, las almejas y el cordero proporcionan una cantidad muy grande de 80 a 100 mcg de vitamina B 12 por ración de 3.5 onzas, por lo menos 40 veces el requerimiento dietético. Las sardinas, el hígado de pollo, el riñón de res y el hígado de becerro también son buenas fuentes, proporcionando entre 25 y 60 mcg por ración. La trucha, el salmón, el atún, los huevos, el suero de la leche y muchos tipos de queso proporcionan por lo menos el consumo diario recomendado. Nota: Los vegetarianos totales (vegetalistas) deben consumir suplementos de vitamina B 12, deben consumir alimentos fortificados con vitamina B 12o finalmente presentarán deficiencia.59, 60 Contrario a ciertos reportes, el alga marina y el tempeh no proporcionan vitamina B 12. (Ciertas formas de algas azul verdosas, tales como la espirulina, contienen vitamina B 12, pero no se encuentra en un estado de absorción.61)

La vitamina B 12 se encuentra disponible en tres formas: Cianocobalamina, hidrocobalamina y metilcobalamina. La primera se encuentra disponible más extensamente y es menos cara, pero algunos ciertos expertos creen que las otras dos formas son preferibles.

La deficiencia severa de vitamina B 12 puede causar anemia y de manera potencial, daño nervioso. Este último puede llegar a ser permanente si la deficiencia no se corrige a tiempo. Con más frecuencia la anemia se desarrolla primero, conduciendo al tratamiento antes de que se desarrolle daño nervioso permanente. Sin embargo, los suplementos de ácido fólico pueden bloquear el camino de este "sistema temprano de advertencia." Esta es la razón por la cual se les advierte a las personas de no consumir dosis altas de ácido fólico sin supervisión médica. Cuando se consume en una dosis más alta de 400 mcg al día, el ácido fólico puede prevenir la anemia causada por la deficiencia de vitamina B 12, permitiendo de ese modo que se desarrolle daño nervioso permanente sin ninguna advertencia. Más deficiencias leves de la vitamina B 12 pueden causar niveles elevados de homocisteína en la sangre, potencialmente aumentando el riesgo de una enfermedad cardíaca. (Consulte el artículo sobre homocisteína para obtener más información.) La deficiencia leve de vitamina B 12(demasiado ligera para causar anemia) también puede dañar la función cerebral.24, 25