La mayoría de los estadounidenses considera a la canela un simple saborizante, pero en la medicina tradicional china, es uno de los remedios más antiguos, recetado para todo desde la diarrea y escalofríos hasta la influenza y gusanos parasitarios. La canela proviene de la corteza de un pequeño árbol de hoja perenne del sureste de Asia y está disponible como aceite, extracto o polvo seco. Está estrechamente relacionada a la cassia ( C. cassia) y contiene muchos de los mismos componentes, pero la corteza y aceites de C. zeyleanicum tienen un mejor sabor.

La Comisión E de Alemania aprueba la canela para mejorar el apetito y aliviar la Indigestión; sin embargo, estos usos están respaldados por muy poca evidencia científica.1

Dos estudios en animales sugieren que un extracto de la corteza de canela tomados oralmente podría ayudar a prevenir las úlceras estomacales.2, 3

Los resultados preliminares de probeta y de los estudios en animales sugieren que el aceite de canela y el extracto de canela tienen propiedades antihongos, antibacteriales y antiparasitarias.4 - 10 Por ejemplo, se ha encontrado que la canela es activa contra la Candida albicans, el hongo responsable de las infecciones vaginales por cándida y aftas (infección oral por cándida), Helicobacter pylori (las bacterias que causan las úlceras estomacales) e incluso los piojos de la cabeza. No obstante, es un largo camino desde los estudios de este tipo hasta la prueba real de la efectividad. Hasta que se analice la canela en pruebas humanas de doble ciego, no podemos concluir que pueda tratar exitosamente éstas o cualquier otra infección. (Para saber por qué los estudios de doble ciego son tan importantes, vea " ¿Por Qué lasTerapias ComplementariasDependen de los Estudios de Doble Ciego?")

Evidencia altamente preliminar también sugiere que la canela podría tener beneficios potenciales para las alergias y la diabetes.11, 12, 13