El potasio es un mineral encontrado en muchos alimentos y suplementos. Pero usted nunca verá potasio puro en una tienda naturista o farmacia; ¡es un metal altamente reactivo que se incendia cuando se expone al agua! El potasio que usted come o toma como suplemento, está compuesto de átomos de potasio vinculados a otras sustancias no metálicas; menos emocionante, quizá, pero químicamente estable.

El potasio es uno de los principales electrolitos en su cuerpo, junto con el sodio y el cloruro. El potasio y el sodio funcionan juntos como un sube y baja molecular: Cuando el nivel de uno sube, el otro baja. Todos juntos, estos tres minerales disueltos juegan un papel químico íntimo en cada función de su cuerpo.

El uso más común de los suplementos de potasio es hacer subir la reducción de potasio causada por las medicinas diuréticas. Estas medicinas son con frecuencia utilizadas para ayudar a regular la presión arterial, pero al reducir el potasio corporal, estas pueden, sin querer, dificultar el control de la presión arterial.

El potasio es un mineral esencial que obtenemos de muchos alimentos comunes. El requerimiento mínimo de potasio para niños oscila de 1,000 a 2,300 mg por día; los adultos deberían recibir de 1,600 a 2,000 mg diariamente.

Las verdaderas deficiencias de potasio son raras excepto en casos de vómito prolongado o diarrea o con el uso de medicinas diuréticas.

Sin embargo, en un sentido, la deficiencia de potasio es común, por lo menos al ser comparada con la cantidad de sodio que recibimos en nuestras dietas. Probablemente sea saludable tomar por lo menos en cinco ocasiones tanto potasio como sodio (y quizá de 50 a 100 veces como máximo). Pero la dieta estadounidense estándar contiene dos veces tanto sodio como potasio. Por tanto, tomar potasio extra podría ser una buena idea para equilibrar el sodio que consumimos tan excesivamente.

Plátanos, jugo de naranja, papas, aguacates, frijoles de lima, melones, duraznos, tomates, platija, salmón y bacalao todos contienen más de 300 mg de potasio por porción. Otras buenas fuentes incluyen pollo, carne y varias otras frutas, verduras y pescados.

Los suplementos de venta libre típicamente contienen 99 mg de potasio por tableta. Existe cierta evidencia de que, de las diferentes formas de suplementos de potasio, el citrato de potasio puede ser más útil para aquellos con presión arterial elevada.1

La investigación indica que también es importante obtener suficiente magnesiocuando usted está tomando potasio.2,3,4 Podría ser sabio tomar vitamina B12extra también.5