La familia capsicum incluye pimientos rojos, pimentón, pimiento morrón y pimienta húngara, pero el miembro medicinal más famoso de esta familia es el pimiento de cayena común.

El pimiento de cayena y los pimientos relacionados han tenido un largo historial de uso como auxiliares digestivos en muchas partes del mundo, pero la popularidad reciente de la hierba ha venido, sorprendentemente, a través de la medicina convencional.

Mucha gente piensa que los pimientos picantes causan inflamación a los tejidos y que esto es la fuente de la sensación clásica del pimiento picante. No obstante, los pimientos picantes no tienen en realidad ningún efecto dañino; simplemente simulan las sensaciones producidas por el daño. (Las hierbas como el ajo, jengibre, rábano picante y mostaza no causan realmente daño al tejido.)

He aquí cómo funciona: Todos los pimientos picantes contienen una sustancia llamada capsaicina. Cuando se aplica a los tejidos, la capsaicina causa la liberación de un químico llamado "sustancia P." La sustancia P es liberada ordinariamente cuando los tejidos se dañan; es parte del sistema que el cuerpo usa para detectar la lesión. Cuando los pimientos picantes liberan artificialmente la sustancia P, engañan al sistema nervioso a pensar que una lesión ha ocurrido. El resultado: Un dolor que se quema.

Cuando la capsaicina se aplica regularmente a una parte del cuerpo, la sustancia P se reduce en esa localización. Esto es el porqué los individuos que consumen muchos pimientos picantes gradualmente edifican una tolerancia.

También es la base para un número de usos médicos de capsaicina. Cuando los niveles de la sustancia P se reducen en un área, todo el dolor en esa área se reduce algo. Debido a este efecto, la crema de capsaicina se usa ampliamente para el tratamiento de varias enfermedades dolorosas.

Bajo la marca comercial Zostrick, una crema que contiene capsaicina ha sido aprobada por la FDA para el tratamiento de neuralgia posherpética, el dolor que con frecuencia persiste después de un ataque de herpes. También hay buena evidencia de que la capsaicina de contacto puede disminuir modestamente el dolor de la neuropatía diabética periférica y otras formas de dolor nervioso de neuropatía periférica después de la cirugía de cáncer y el dolor de artritis. La crema de capsaicina también podría ser útil para otras formas de dolor, incluyendo fibromialgia, dolor de espalda y cefalea en racimo.1, 2, 3, 4 No obstante, los beneficios vistos con la capsaicina son rara vez dramáticos; en muchos casos, otros tratamientos para el alivio del dolor se usan simultáneamente.

Además de las enfermedades relacionadas al dolor, algo de evidencia indica que la capsaicina de contacto podría ser útil para psoriasis y posiblemente también para otras enfermedades de la piel (especialmente aquellas que implican picazón).

El pimiento cayena también puede tomarse internamente. Parece que el uso oral del pimiento de cayena podría reducir el dolor de la indigestión menor ( dispepsia). Esto podría parecer un uso extraño de la hierba; intuitivamente, parece que los pimientos picosos deben ser fuertes con el estómago. Sin embargo, recuerde que los pimientos picosos no dañan en realidad a los tejidos -simplemente producen sensaciones similares a las causadas por el daño real. Aparentemente, al aminorar la sustancia P en el estómago éstas reducen las sensaciones de incomodidad.

De hecho, algo de evidencia sugiere que el uso oral del pimiento de cayena o de capsaicina puede en realidad proteger al estómago contra las úlcerascausadas por medicamentos antiinflamatorios .5, 6, 7 Sin embargo, contrario a algunos reportes, el pimiento de cayena no parece ser capaz de eliminar la Helicobacter pylori, las bacterias estomacales implicadas como la principal causa de las úlceras.9