También llamada "ojo rojo," la conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la cual es la membrana clara que protege la pupila. Los síntomas en el ojo afectado incluyen una apariencia como de derrame de sangre, secreción irritable y malestar que se puede sentir como si algo se hubiera introducido en el ojo. La conjuntivitis es causada frecuentemente por una infección viral, algunas veces de los mismos virus que causan los resfriados. En tales casos, la conjuntivitis podría ser llamada "un resfriado en el ojo" y no es verdaderamente más seria que cualquier otro catarro. Otras causas de conjuntivitis incluyen infecciones bacterianas, alergias, irritantes ambientales como el humo o la contaminación, la exposición a químicos como el cloro o la solución de los lentes de contacto o lesiones oculares.

El tratamiento médico varía dependiendo de la causa de la inflamación. La conjuntivitis viral común no requiere de tratamiento - pero si la conjuntivitis se debe al virus del herpes, es necesario el tratamiento urgente. Para las infecciones bacterianas oculares, generalmente es prescrito ungüento antibiótico o antibióticos orales; para la conjuntivitis alérgica, se puede usar gotas con prescripción y/o antihistamínicos.

Tes Herbales

Tradicionalmente, los tes herbales han sido aplicados directamente a los ojos o en forma de compresas o cataplasmas. Nota: No recomendamos este método porque, si no se asegura la absoluta esterilidad, podrían ocurrir más infecciones serias. Además, las reacciones alérgicas a los productos herbales son relativamente comunes y pueden por si mismas causar irritación ocular.

Como su nombre en inglés (eyebright) lo indica, la eufrasia es un tratamiento herbal tradicional para las enfermedades oculares; sin embargo, esta recomendación puede estar basada más en la apariencia abierta de sus pétalos que en su efecto medicinal real.

Las hierbas agracejo, uva de Oregon y sello de oro contienen berberina, una sustancia con propiedades antimicrobianas y antibacteriales. Una preparación especial de barberina es usada como un tratamiento farmacéutico para la conjuntivitis en Alemania, pero no es usado ampliamente en otra parte.

Se cree que la hierba caléndula posee propiedades antiinflamatorias y antisépticas y ha sido usada tradicionalmente como una compresa ocular. El té de

Manzanilla tradicionalmente también ha sido usado para aliviar los síntomas de la conjuntivitis.

Vitamina A

Existe cierta evidencia de que los individuos con conjuntivitis crónica puedan tener una deficiencia de vitamina A.1 Sin embargo, esto no comprueba que tomar suplementos de vitamina A sería útil en el tratamiento o prevención de la conjuntivitis.

Propóleo de Abeja

Estudios preliminares sugieren que el propóleo de abejapuede ser útil para tratar la conjuntivitis. Sin embargo, debido a que en esos ensayos era aplicado de manera tópica a los ojos, no recomendamos este tratamiento fuera de las preocupaciones que respectan a la esterilidad.2