La biotina es una vitamina B soluble en agua que desempeña una función importante en metabolizar la energía que obtenemos de la sangre. La biotina ayuda las enzimas esenciales a desintegrar las grasas y las proteínas.

La deficiencia de biotina es rara, excepto, posiblemente, entre las mujeres embarazadas. Todos los usos terapéuticos propuestos que usan suplementos de biotina son altamente especulativos.

Aunque la biotina es un nutriente necesario, generalmente nosotros obtenemos suficiente de una bacteria que vive en el tracto digestivo. La deficiencia severa de biotina ha sido vista en personas que frecuentemente comen grandes cantidades de clara cruda de huevo. La clara cruda del huevo contiene una proteína que bloquea la absorción de biotina. Afortunadamente, los huevos cocidos no presentan este problema.

Las recomendaciones oficiales de Estados Unidos y de Canadá para la ingesta diaria de biotina son como sigue:

  • Bebés de 0 a 5 meses, 5 mcg
    De 6 a 11 meses, 6 mcg
  • Niños de 1 a 3 años, 8 mcg
    De 4 a 8 años, 12 mcg
    De 9 a 13 años, 20 mcg
  • Hombres y mujeres de 14 a 18 años, 25 mcg
    De 19 años en adelante, 30 mcg
  • Mujeres embarazadas, 30 mcg
  • Mujeres lactando, 35 mcg

Las buenas fuentes alimenticias de biotina incluyen levadura de Brewer, levadura nutricional (torula), granos enteros, nueces, yema de huevo, sardinas, legumbres, coliflor, plátanos y hongos.

Existe alguna evidencia de que la deficiencia leve de biotina podría tender a ocurrir durante el embarazo normal.9 Por esta razón, se le advierte a la mujer embarazada a que tome una vitamina prenatal que contenga la cantidad recomendada de biotina.