Con frecuencia llamada mora azul europea, el arándano está estrechamente relacionado a la mora azul americana, al arándano agrio y otros tipos de arándano. Su pulpa es blanca cremosa en lugar de púrpura, pero tradicionalmente se usa, al igual que las moras azules, en la preparación de mermeladas, tartas, pies y pasteles.

La fruta del arándano también tiene un largo historial medicinal. En el siglo XII, la Abadesa Hildegard de Bingen escribió sobre la utilidad del arándano para inducir la menstruación. Con los siglos subsecuentes, la lista de usos para el arándano creció hasta incluir una desconcertante variedad de posibilidades, desde cálculos biliares hasta fiebre tifoidea.

El uso moderno del arándano data desde la Segunda Guerra Mundial, cuando los pilotos de la British Royal Air Force reportaron que una buena dosis de mermelada de arándano justo antes de una misión mejoraba con frecuencia su visión nocturnade una manera drástica. Investigación subsecuente demostró que el arándano contiene sustancias biológicamente activas conocidas como antocianósidos. Alguna evidencia sugiere que los antocianósidos podrían beneficiar a la retina, así como fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos, reducir la inflamación y estabilizar los tejidos que contengan colágeno (tal como los tendones, ligamentos y cartílagos).1-7

No obstante, ni la anécdota ni la evidencia científica básica de este tipo puede demostrar un tratamiento efectivo. Sólo estudios doble ciego controlados por placebo pueden hacerlo. (Para más información del porqué, vea el artículo " ¿Por Qué lasTerapias ComplementariasDependen de los Estudios Doble Ciego?") En lo concerniente a la visión nocturna, el equilibrio de la evidencia sugiere que el arándano no es útil. Ligera evidencia insinúa que el arándano podría ser útil para la retinopatía diabética. Un estudio doble ciego sugiere que el arándano podría ser útil para las hemorroides.

Finalmente, debido a que los antocianósidos en el arándano se parecen a los complejos de proantocianidina oligoméricos ( OPC, por sus siglas en inglés) encontrado en la semilla de uva y corteza de pino, se ha recomendado el arándano para todos los usos similares a los de esas sustancias, incluyendo la tendencia a la fácil aparición de moretones, venas varicosas, lesiones menores y apoyo quirúrgico.

Estudios en animales también sugieren que las hojas de arándano (más que la fruta) podrían ser útiles para mejorar el control del azúcar en la sangre en la diabetes y también en disminuir los triglicéridosen la sangre.8