Existen de hecho tres diferentes hierbas comúnmente llamadas ginseng: Ginseng asiático o coreano (Panax ginseng), ginseng americano (Panax quinquefolius), y "ginseng" siberiano (Eleutherococcus senticosus). La última hierba de hecho no es ginseng del todo, pero los científicos rusos responsables de promoverlo creen que funciona de manera idéntica. Discutimos las tres hierbas en este artículo.

El ginseng asiático es una hierba perenne con una raíz primaria que asemeja la forma de un cuerpo humano. Crece en el norte de China, Corea y Rusia, su pariente cercano, el Panax quinquefolius, es cultivado en los Estados Unidos. Debido a que el ginseng debe ser cultivado por 5 años antes de ser cosechado, demanda un alto precio, con raíces de alta calidad vendiéndose por más de $10,000. La raíz seca, sin procesar del ginseng es llamada "ginseng blanco," y la raíz evaporada, secada al calor es llamada "ginseng rojo." Los herbolarios chinos creen que cada forma tiene sus beneficios particulares.

El ginseng es ampliamente considerado por el público como un estimulante, pero de acuerdo a cada uno de los que lo usan de manera seria esa no es la descripción correcta. En la herbología tradicional china el Panax ginseng fue usado para fortalecer la digestión y los pulmones, calmar el espíritu e incrementar la energía total. Cuando el científico ruso Israel I. Brekhman se interesó en la hierba antes de la II Guerra Mundial, propuso una nueva idea acerca del ginseng: El decidió que era un adaptógeno.

El término adaptógeno se refiere al tratamiento hipotético descrito como sigue: Un adaptógeno debería ayudar al cuerpo a adaptarse a estresantes de varios tipos, ya sean calor, frío, esfuerzo, trauma, privación del sueño, exposición tóxica, radiación, infección o estrés psicológico. Además, un adaptógeno no debería causar efectos secundarios, ser efectivo al tratar una amplia variedad de enfermedades y ayudar a regresar a un organismo hacia el equilibrio sin importar lo que ha estado mal.

Quizá el único ejemplo irrefutable de un adaptógeno es un estilo de vida saludable. Al comer bien, ejercitarse de manera regular y en general vivir una vida de equilibrio y moderación, usted incrementará su manera de mantenerse en forma física y su habilidad de resistir enfermedades de todos los tipos. Permanece incierta la existencia de algunas sustancias que puedan hacer tanto Sin embargo, Brekhman piensa que el ginseng en efecto produjo beneficios universales similares.

De manera interesante, la medicina china tradicional (de donde viene el ginseng) no está totalmente de acuerdo. No existe un unitalla en la teoría médica china. Como cualquier otra hierba, se dice que el ginseng es útil para aquellos que necesitan sus efectos particulares, y neutrales o dañinos para otros. Pero en Europa, ha sido tomado el concepto de Brekhman y se cree ampliamente que el ginseng es un adaptógeno universal.

En los 1940s, Brekhman decidió que una hierba mucho menos costosa, el Eleutherococcus senticosus, es tan bueno como el ginseng. Un espinoso arbusto que crece mucho más rápido que el verdadero ginseng, posteriormente recibió el engañoso nombre de ginseng "siberiano" o ginseng "ruso." Contrario a algunos reportes, su maquillaje químico está completamente separado de aquel del Panax ginseng.

Si Brekhman está en lo correcto, el ginseng (ya sea Eleutherococcus o Panax) debería ser el tratamiento correcto para muchos de nosotros. La vida moderna es tremendamente estresante y si una hierba nos pudiera ayudar a resistirla, sería una hierba exitosa en verdad. El ginseng es ampliamente usado para este propósito en Rusia y el este de Europa. Sin embargo, las bases científicas para este uso está muy limitado a estudios animales.

Ha habido unos cuantos estudios del ginseng para ciertos propósitos más específicos: Fortalecer la inmunidad contra resfriados y gripes y otras infecciones (incluyendo herpes), ayudar a controlar la diabetes, estimular la mente, incrementar el sentido general de bienestar y mejorar el desempeño deportivo, con ciertos resultados positivos. (Vea abajo Cuál es la Evidencia Científica del Ginseng.)

Dos estudios preliminares sugieren que el ginseng rojo coreano puede tener ciertos beneficios para la impotencia(disfunción erectil).73,77 Un estudio pobremente diseñado que usó un grupo de control sin tratar descubrió indicios de que el Panax ginseng podría también mejorar el conteo de esperma y la movilidad aumentando de este modo la fertilidad masculina.65

La evidencia altamente preliminar sugiere que el ginseng americano podría ayudar a que las medicinas de quimioterapiapara el cáncer de seno, funcionen mejor.4 También se dice que el ginseng ayuda a prevenir el cáncery a combatir la dependencia química pero la evidencia científica para estos usos en el mejor de los casos, es mínima .2,3

El panax ginseng no parece ser útil para síntomas menopáusicos.5