La arginina es un aminoácido encontrado en muchos alimentos, incluyendo productos lácteos, carne, aves y pescado. Juega un papel en varios mecanismos importantes en el cuerpo, incluyendo la división celular, curación de heridas, eliminación de amoníaco del cuerpo, inmunidad a enfermedades y la secreción de hormonas importantes.

El cuerpo también usa la arginina para producir óxido nítrico, una sustancia que relaja los vasos sanguíneos. Con base en esto, la arginina ha sido propuesta como un tratamiento para varias enfermedades cardiovasculares, incluyendo insuficiencia cardíaca congestiva y claudicación intermitente, así como impotencia, disfunción sexual femenina y cistitis intersticial. Los efectos potenciales de la arginina sobre la inmunidad también han generado un interés en usarla como parte de un "cóctel inmune" dado a los pacientes hospitalizados enfermos de manera severa y también para prevenir resfriados.

Normalmente, el cuerpo consigue la arginina suficiente ya sea del alimento o produciendo toda la que necesita de otros nutrientes ampliamente disponibles. Ciertas situaciones estresantes como quemaduras severas y lesiones, pueden reducir el suministro de arginina de su cuerpo. Por esta razón, la arginina (combinada con otros nutrientes) es usada en un ambiente de hospital para ayudar a elevar la recuperación de lesiones o enfermedades severas.

La arginina se encuentra en productos lácteos, carne, aves, pescado, nueces y chocolate.