La aterosclerosis, con frecuencia conocida como endurecedora de las arterias, conduce a enfermedad cardiovascular y es la causa principal de muerte en hombres mayores de 35 años de edad y todas las personas mayores de 45 años. La mayoría de los ataques cardiacos y apoplejías se deben a la aterosclerosis. Aunque el origen de esta enfermedad no se comprende completamente, sabemos que es acelerado por factores tales como presión arterial alta ( hipertensión), colesterol alto, diabetes formas leves de tolerancia altera a la glucosa, fumar, inactividad física y obesidad.

Las teorías actuales sugieren que la aterosclerosis empieza con una lesión en el recubrimiento de las arterias. La presión arterial alta tensa físicamente este recubrimiento, mientras que las sustancias circulantes, tales como el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL por sus siglas en inglés), la homocisteína, los radicales libres y la nicotina, lo dañan químicamente. Entonces los glóbulos blancos se adhieren a la pared dañada y hacen residencia ahí. Luego, por razones que no son completamente claras, la capa de las arterias necesidades a acumular colesterol y otras grasas. Las plaquetas también se pegan, liberando substancias que causan la formación de tejido fibroso. El efecto general es un engrosamiento de la pared arterial llamado placa fibrosa.

Con el tiempo, el engrosamiento se incrementa, estrechando el agujero de la arteria. Cuando el bloqueo de las arterias coronarias (la arterias que abastecen al corazón) alcanzan del 75 al 90%, los síntomas de angina se desarrollan. En la parte inferior de las piernas, el bloqueo del flujo sanguíneo conduce a dolor en éstas con el ejercicio, un padecimiento llamado claudicación intermitente.

wLos coágulos de sangre pueden desarrollarse en las superficies irregulares de las arterias y podrían llegar a separarse y bloquear el flujo sanguíneo. Los fragmentos de placa también pueden separarse. Los ataques cardiacos son generalmente causados por tales coágulos sanguíneos, mientras que las apoplejías con más frecuencia son causadas por fragmentos de plaquetas u obstrucción gradual. Además, los vasos sanguíneos ateroscleróticos se debilitan y pueden reventar.

Con una enfermedad tan seria y tan progresiva como la ateroesclerosis, el mejor tratamiento es la prevención. Los enfoques médicos convencionales se centran en cambios en el estilo de vida, como un incremento en el ejercicio aeróbico, la reducción del consumo de grasas saturadas y dejar de fumar. El uso regular de aspirina también parece ser bastante útil para la prevención del acoplamiento de plaquetas y la formación de coágulos sanguíneos. Si es necesario, se pueden usar medicamentos para bajar los niveles de colesterol o la presión arterial.

Esta sección presenta algunos enfoques naturales promisorios y no tan promisorios para la prevención de la enfermedad cardiovascular por medio de combatir la aterosclerosis. Note que hemos excluído dos clases enteras de tratamientos: Aquellos que reducen el colesterol alto o la presión arterial alta. Estos son discutidos en sus propios artículos. Además, tenemos artículos sobre varios padecimientos causados por la aterosclerosis: angina, ataques cardiacos, claudicación intermitente y apoplejía.

Ácidos Grasos Omega-3

Los ácidos grasos omega 3 son grasas saludables, encontradas en ciertos alimentos tales como los peces de agua fría. Evidencia promisoria sugiere que el pescado o aceite de pescado puede ayudar a combatir la aterosclerosis.

Los resultados de estudios sobre el pescado o aceite de pescado para la enfermedad cardiovascular han arrojado resultados contradictorios.97-115,156,168Una revisión (técnicamente un metaanálisis) de varios estudios sobre el tema sugiere que cuando toda la evidencia es puesta junta, parece que el pescado o el aceite de pescado puede reducir la mortalidad general, la mortalidad de la enfermedad cardiaca y la muerte cardiaca súbita (por ejemplo, el paro cardiaco debido a la arritmia).157

Se cree que el aceite de pescado ejerce una beneficio primario en la enfermedad cardiovascular al reducir los triglicéridos en suero, aunque no todos los estudios han encontrado este efecto.81-84,169Los ácidos grasos omega 3 más importantes encontrados en el aceite de pescado son llamadas EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). El DHA y el EPA pueden tener diferentes efectos sobre los triglicéridos, pero otra vez los estudios no son consistentes; algunos estudios encontraron al EPA más efectivo, mientras que otros no lo hicieron.170-175

Como el colesterol, los triglicéridos son un tipo de grasa en el cuerpo que tiende a dañar las arterias, conduciendo a enfermedad cardiaca. El reducir los niveles de triglicéridos debe ayudar a prevenir la enfermedad cardiaca en alguna extensión. Sin embargo, el medicamento estándar gemfibrozil parece ser más efectivo que el aceite de pescado para este propósito.85El aceite de pescado ha sido específicamente estudiado para la reducción de triglicéridos en las personas con diabetes y parece que lo hace rápida y efectivamente.86

De manera similar, algunos, pero no todos los estudios también sugieren que el pescado, el aceite de pescado, el EPA o el DHA por separado pueden elevar los niveles del colesterol ("bueno") HDL de manera modesta.87,88,169,174,175

Adicionalmente, el aceite de pescado puede ayudar al corazón al "adelgazar" la sangre y reducir los niveles sanguíneos de homocisteína.89Los coágulos sanguíneos tienen una función mayor en los ataques cardiacos y la homocisteína es una aminoácido que parece elevar el riesgo de enfermedad cardiaca. Un estudio directamente indica que el aceite de pescado podría ser capaz de ayudar a evitar que los coágulos sanguíneos bloqueen los injertos sintéticos introducidos en las personas que se someten a una diálisis renal.176

Los estudios se contradicen uno a otro en relación a la posibilidad de que el aceite de pescado pueda bajar la presión arterial.90 - 95 Un estudio de 6 semanas de duración, doble ciego controlado por placebo, de 59 hombres con sobrepeso, sugiere que el DHA en el aceite de pescado, pero no el EPA, puede reducir la presión arterial.96

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo sobre el aceite de pescado.

El Aceite de linaza (otra fuente de ácidos grasos omega 3) ha sido sugerido como una alternativa al aceite de pescado. Mientras que el aceite de pescado es mucho mejor estudiado, existe alguna evidencia, incluyendo dos estudios doble ciego, que el aceite de linaza o la linazaentera puede reducir el colesterol LDL ("malo"), tal vez reduce ligeramente la hipertensión y hace más lenta la aterosclerosis.118 - 124

Ajo

Se cree que el ajo produce varios efectos que en conjunto reducen el riesgo de aterosclerosis.155 Aunque ya no se cree que el ajo reduzca fuertemente los niveles de colesterol, éste puede mejorar el perfil del colesterol en una extensión modesta; además, éste puede disminuir levemente los niveles de presión arterial, así como proteger contra los radicales libres y reducir la tendencia de la sangre a coagularse.2 - 29

Las preparaciones de ajo han mostrado hacer más lento el desarrollo de la aterosclerosis en los vasos sanguíneos de ratas, conejos y seres humanos, reduciendo el tamaño de los depósitos de placa en casi el 50%.30,31Además, en un estudio doble ciego controlado por placebo que dio seguimiento a 152 individuos por 4 años, el polvo estandarizado de ajo en una dosis de 900 mg por día hizo más lento de manera significativa el desarrollo de la aterosclerosis cuando se midió por ultrasonido.32 Debido a que este estudio sufrió de algunos problemas estadísticos, éste sin embargo proporciona evidencia preliminar de que el ajo pueda proteger contra el endurecimiento de las arterias.

Además, un estudio de observación de 200 personas sugiere que el ajo protege las arterias también en otras formas.33 El estudio midió la flexibilidad de la aorta, la arteria principal que sale del corazón. Los participantes que tomaron ajo mostraron menos evidencia de daño a sus arterias.

Finalmente, en otro estudio, a 432 personas que habían sufrido un ataque cardiaco les fue suministrado ya sea aceite de ajo o ningún tratamiento por un periodo de 3 años.34 Los resultados mostraron un reducción significativa de segundos ataques cardiacos y una reducción aproximadamente del 50% en índice de muerte entre aquellos que tomaron ajo.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo sobre el ajo.

Reduciendo la Homocisteína

Evidencia creciente (y no del todo consistente) indica que los altos niveles en la sangre de una sustancia llamada homocisteína son un factor de riesgo para la aterosclerosis.180-183 Los niveles de homocisteína pueden ser reducidos al asegurarse de tomar suficiente vitamina B 6, B 12y folato y hay alguna evidencia de que esto puede hacer más lento el progreso de la aterosclerosis.184,185 Para más información, ver el artículo completo sobre la homocisteína elevada.

El suplemento trimetilglicina (TMG o betaína) también puede reducir los niveles de homocisteína, pero esto no ha sido probado excepto entre individuos con ciertas enfermedades genéticas raras.

Enfoques para el Estilo de Vida

No hay duda de que dejar de fumar reducirá significativamente el riesgo de enfermedad cardiaca. Incrementar el ejercicio y bajar de peso (si usted tiene sobrepeso) con más probabilidad también ayudará, Finalmente, se cree ampliamente, aunque la evidencia está lejos de ser completa, que reducir las grasas saturadas e incrementar el consumo de granos enteros, frutas y verduras, legumbres, pescado y aceites saludables (tales como el aceite de olivo) también puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca.

La evidencia que se acumula sugiere que las los ácidos grasos trans, un tipo de ácido graso encontrado en la margarina y otros aceites hidrogenados, incrementan el riesgo de enfermedad cardiovascular. En julio del 2002, el U.S. Institute of Medicine concluyó que no hay un nivel seguro de consumo de ácidos grasos trans y recomendó que el consumo general debería mantenerse tan bajo como sea posible.

El consumo moderado de alcohol y específicamente de vino, parece ayudar a prevenir la aterosclerosis, aunque esto es controversial.72 - 75,186Al contrario de algunos reportes,76beber café no parece incrementar el riesgo de enfermedad cardiaca.77,78,79aunque el café no filtrado puede ser perjudicial.80