Lactobacillus acidophilus es una cadena "amigable" de bacteria utilizada para hacer yogur y queso. A pesar de que nacemos sin ellos, los acidophilus pronto se establecen por sí mismos en nuestros intestinos y ayudan a prevenir las infecciones intestinales. Los acidophilus también florecen en la vagina en donde protegen a las mujeres contra la infección por cándida.

Los acidophilus son uno de los varios microbios conocidos colectivamente como probióticos (literalmente, "pro-vida," indicando que son bacterias y hongos que ayudan en lugar de hacer daño). Otros incluyen las bacterias L. bulgaricus, L. reuteri, L. plantarum, L. casei, B. bifidus, S. salivarius, y S. thermophilus y las levaduras Saccharomyces boulardii. Su tracto digestivo es como un ecosistema de bosque tropical, con billones de bacterias y cándida en lugar de árboles, sapos y leopardos. Algunos de estos habitantes internos son más útiles para su cuerpo que otros. Los acidófilos y los probióticos relacionados no sólo ayudan a la función del tracto digestivo, también reducen la presencia de organismos no tan sanos compitiendo con ellos por el limitado espacio disponible. Por esta razón, el uso de probióticos puede ayudar a prevenir la diarrea infecciosa.

Los antibióticos pueden desequilibrar el balance de su "bosque tropical interior" matando la bacteria amigable. Cuando esto sucede, bacterias y hongos dañinos pueden mudarse y florecer. Esto puede causar infecciones vaginales por cándidas. Por lo contrario, parece que el uso regular de probióticos puede ayudar a prevenir las infecciones vaginales y, en general, mejorar la salud del sistema gastrointestinal. Siempre que tome antibióticos, probablemente debe tomar probióticos también y continuar tomándolos un tiempo después de que termine con su tratamiento.

Aunque creemos que son útiles y quizás necesarios para la salud humana, no tenemos un requerimiento diario de la bacteria probiótica. Son criaturas vivas, no químicos, así que pueden mantenerse por sí mismas en su cuerpo a menos que algo venga a dañarlas, como los antibióticos.

Los productos lácteos cultivados como el yogur y el kefir son buenas fuentes de acidophilus y otras bacterias probióticas. Los suplementos están disponibles de manera amplia en forma de polvo, líquido, cápsula o tableta. Ambas tiendas, la de abarrotes y las naturistas tienen leche que contiene acidophilus vivos.