La carnitina es un aminoácido que el cuerpo utiliza para convertir la grasa en energía. Normalmente no es considerado un nutriente esencial ya que el cuerpo puede producir todo lo que necesita. Sin embargo, el complemento de carnitina podría mejorar la habilidad de ciertos tejidos para producir energía. Este efecto ha llevado al uso de la carnitina en varias enfermedades musculares así como enfermedades cardíacas.

No existe requerimiento nutricional para el uso de la carnitina. Sin embargo, algunas personas tienen un defecto genético que dificulta la habilidad del cuerpo para producir carnitina. Además, las enfermedades hepáticas, renales o cerebrales podrían inhibir la producción de carnitina. Ciertos medicamentos, especialmente los medicamentos antiataques como el ácido valproico (Depakene) y la fenitoína(Dilantin), podrían reducir los niveles de carnitina; sin embargo, no se ha probado si tomar dosis adicionales de carnitina sería de ayuda.1 - 11 El tejido muscular cardíaco, debido a sus altos requerimientos de energía, es particularmente vulnerable a la deficiencia de carnitina.

Las fuentes alimenticias de carnitina son la carne y los productos lácteos, pero para obtener dosis terapéuticas se necesita un complemento.