La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica que no tiene cura; al menos por ahora. Sin embargo, se puede controlar con tratamiento adecuado. El objetivo del tratamiento para diabetes es mantener los niveles de azúcar sanguínea antes y después de los alimentos dentro de un rango saludable. Al hacer esto, usted se sentirá mejor diariamente y ayudará a prevenir o retrasar las complicaciones de la diabetes. Hable con su médico acerca de cuál es un rango saludable de azúcar sanguínea para usted.

Los cuatro componentes principales del tratamiento son:

  • Insulina
  • Dieta
  • Ejercicio
  • Monitoreo de glucosa sanguínea

El tratamiento podría incluir lo siguiente:

Cambios en el estilo de vida
Medicamentos - insulina