La terapia biológica involucra el uso de medicamentos o sustancias producidas por el cuerpo para incrementar o restablecer su defensas corporales naturales en contra del cáncer. También se le llama inmunoterapia. Los anticuerpos monoclonales, vacunas contra el cáncer, e interferón son ejemplos de terapia biológica usada para tratar algunos tipos de linfoma. Recientemente han habido varios agentes inmunoterapéuticos aprobados por la FDA, y esto representa un área de intenso interés de investigación. Muchos de éstos aún están en la etapa de desarrollo. Si usted está interesado en saber si es un paciente adecuado para participar en tales estudios clínicos, pregúnteselo a su médico.