Evitar la exposición a sustancias causantes de cáncer, como el humo del cigarro, es el cambio más importante en el estilo de vida para el control del cáncer pulmonar.

Indicaciones Generales para Controlar el Cáncer Pulmonar
Evite la Exposición a Sustancias Causantes de Cáncer

Evitar la exposición a sustancias causantes de cáncer reducirá su riesgo de desarrollar otro tumor canceroso. Sugerencias incluyen:

  • No fume. Si usted fuma, deje de hacerlo. Su riesgo de cáncer pulmonar disminuye considerablemente y a los 15 años es igual al de los no fumadores.
  • Evite lugares donde haya personas fumando.
  • Examine su hogar para detectar gases de radón y asbesto. Si estas sustancias están presentes en su hogar, haga que las retiren.
  • Use equipo protector si usted debe trabajar alrededor de asbesto u otros peligros laborales.

Rehabilitación y Apoyo Físico

La extirpación parcial o total de un pulmón, así como la quimioterapia y la radiación al pulmón, podría producir dificultad para respirar y una capacidad reducida para controlar habilidades cotidianas, como caminar o administrar la casa. Como resultado, usted podría necesitar ayuda temporal, y algunas veces a largo plazo, en estas áreas. Dependiendo de su capacidad y estado pulmonar, usted podría necesitar ayuda con la movilidad u oxígeno portátil, y podría calificar para obtener una etiqueta distintiva para tener estacionamiento para discapacitados y de esta manera reducir la distancia que debe caminar desde su auto hacia el interior de edificios. Si su cáncer pulmonar ha afectado sus cuerdas vocales, podría necesitar terapia del lenguaje para mejorar la ingestión, o una inyección local en las cuerdas vocales para mejorar la calidad de la voz.

La buena nutrición y el ejercicio (según se tolere) también le pueden ayudar en la recuperación de su cáncer pulmonar así como de los efectos del tratamiento.

Apoyo Emocional y Asesoría

La asesoría con un profesional en salud mental puede mejorar sus estrategias para lidiar con los síntomas físicos y con el estrés emocional que con frecuencia acompañan al cáncer. Los terapeutas le pueden ayudar a lidiar con pérdidas asociadas con la enfermedad, como la incapacidad para trabajar y la dependencia en otras personas para administrar la casa o el cuidado personal.

Algunos pacientes también encuentran útil el asistir a un grupo de apoyo.