El diagnóstico del IBS es uno que se hace por exclusión. Esto significa que no se puede realizar un diagnóstico firme hasta que se hayan descartado todas las causas de sus síntomas. Esto puede requerir de una evaluación extensa.

Su médico comenzará con preguntas acerca de sus síntomas e historial médico, y después realizará un examen físico y otro rectal. Se realizarán varias pruebas para buscar señales de otras condiciones como: enfermedad inflamatoria del intestino, cáncer intestinal, enfermedad infecciosa y muchos otros problemas intestinales.

La mayoría de los expertos actualmente realizan el diagnóstico del IBS con base en el "Criterio de Roma". Estos criterios están ampliamente basados en los síntomas que usted reporta. De acuerdo con el Criterio de Roma III, el IBS puede diagnosticarse cuando usted tiene dos o más de los siguientes síntomas al menos por tres días al mes durante los tres meses anteriores:

  • Dolor que se alivia al defecar (evacuar heces fecales)
  • Inicio de los síntomas con un cambio en la frecuencia de las evacuaciones
  • Inicio de los síntomas con un cambio en la apariencia de las heces

Otros síntomas como la tensión, mucosidades o la inflamación pueden utilizarse para dar apoyo posterior al diagnóstico. Con frecuencia, las pruebas se utilizan para "descartar" condiciones que pueden tener síntomas similares pero con consecuencias más serias o con diferentes tratamientos.

Las pruebas pueden incluir:

Guayacol en Heces : Una simple prueba para rastros de sangre en las heces. Puede realizarse al mismo tiempo que se hace un examen físico.

Cultivos de las Heces: Esto involucra el examinar una muestra de heces en el laboratorio para buscar agentes infecciosos.

Pruebas de Orina y de Sangre: Estas pruebas buscan señales de una enfermedad intestinal más seria.

Radiografías del Intestino ( Enema de Bario): El bario es un líquido de contraste que hace que el interior de sus intestinos sea visible en una radiografía. Muchas condiciones pueden identificarse con esta técnica. Se le darán instrucciones acerca de cómo vaciar completamente sus intestinos antes de la prueba.

Sigmoidoscopía: Se inserta un tubo delgado, largo e iluminado con visión de fibra óptica a través del recto para examinar esta parte y la parte baja de su colon. Esto puede realizarse en el consultorio de su médico.

Sigmoidoscopio
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Colonoscopía : Se inserta un tubo delgado, largo e iluminado con visión de fibra óptica a través del recto para examinar esta parte y todo el colon. Esto puede realizarse en una sala de procedimientos especiales.

Colonoscopio
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Otras Pruebas: Éstas pueden incluir:

  • Biopsia del colon: remoción de una pieza del tejido del colon para su examinación
  • Pruebas de absorción: para ayudar a determinar si los alimentos está siendo digeridos y absorbidos o si sólo están pasando a través de los intestinos sin ser digeridos o absorbidos adecuadamente
  • Radiografías del estómago y de la vesícula biliar
  • Otras pruebas de sangre, como aquellas para revisar el funcionamiento del hígado, de la tiroides o del funcionamiento suprarrenal
  • Prueba de hidrógeno en el aliento: para ayudar a determinar si hay o no un "sobrecrecimiento bacteriano" presente