Éstas son algunas maneras para reducir su riesgo de diabetes gestacional:

Mantenga un Aumento Normal de Peso Durante el Embarazo

El Instituto de Medicina del National Academy of Science hace las siguientes recomendaciones con respecto al aumento de peso durante el embarazo:

Clasificación de peso antes del embarazo* Aumento de peso gestacional recomendado por el Instituto de Medicina
Bajo peso (19.7 y menos) 28 a 40 libras
Normal (19.8-24.9) 25 a 35 libras
Sobrepeso (25-29.9) 15 a 25 libras
Obesa (30 o más) 15 a 25 libras


* Estos valores están basados en el Índice de Masa Corporal (BMI), la proporción de su peso en kilogramos con su estatura en metros cuadrados. Reconozca que estos valores son para personas caucásicas, los cuales podrían no aplicar para personas asiáticas que tienen estructuras corporales más pequeñas y diferente porcentaje de grasa corporal.

Además de incrementar su riesgo de diabetes gestacional, el aumento excesivo de peso durante el embarazo también es un factor de riesgo para obesidad post-embarazo. Se debería tomar en cuenta que el tema del aumento de peso recomendado en el embarazo permanece un tanto controversial y que algunas personas creen que las indicaciones antes mencionadas son demasiado altas. Hable con su médico acerca de cuál rango de aumento de peso es adecuado para usted.

Consuma una Dieta Saludable

Incluso antes que inicie el embarazo, la nutrición es un factor importante en la salud de la madre y del bebé. Además de reducir su riesgo de diabetes gestacional, consumir una dieta saludable disminuye el riesgo de usted y de su bebé de tener serias complicaciones durante y después del embarazo. Una dieta saludable es una que sea baja en grasa saturada y rica en frutas, verduras, y granos enteros.

Un nuevo sitio web de MyPyramid, basado en las indicaciones alimenticias del US Department of Agriculture en 2005, se publicó recientemente para mujeres embarazadas o en lactancia. El sitio interactivo le permite obtener un plan alimenticio personalizado.

Haga Ejercicio Regularmente

Participar en un programa regular de ejercicio puede reducir su riesgo de desarrollar diabetes gestacional al ayudarle a mantener un peso saludable. Pero, es muy importante que usted discuta el ejercicio con su médico antes de comenzar.

Elija ejercicios que no requieran que su cuerpo cargue peso adicional. Buenos ejemplos son:

  • Natación
  • Ciclismo estacionario
  • Caminata
  • Aeróbicos de bajo impacto
  • Yoga

Tenga cuidado de evitar deportes de contacto o deportes vigorosos, o cualquier ejercicio que incremente su riesgo de caídas o lesión. También es importante evitar calentarse demasiado; si su temperatura corporal se eleva demasiado, puede ser peligroso para su bebé. Además, beba abundantes líquidos, incluso si no tiene sed.