Eczema en realidad es sólo otra palabra para dermatitis, la cual es una inflamación de la piel. Existen muchos tipos de dermatitis, pero el término eczema se ha asociado con un tipo específico de dermatitis, llamada dermatitis atópica. La dermatitis atópica es una condición crónica, no contagiosa que causa comezón e inflamación en la piel. La dermatitis atópica (eczema) más comúnmente afecta el interior de los codos, la parte de atrás de las rodillas y el rostro, pero puede afectar cualquier área del cuerpo y en casos muy raros puede cubrir la mayor parte del cuerpo.

Aunque el eczema puede desarrollarse a cualquier edad, es más común en los bebés y en los niños. Se estima que el 65% de las personas con eczema desarrollan síntomas en el primer año de vida, y el 90% desarrolla síntomas antes de los cinco años de edad. Con frecuencia, la condición mejora en la edad adulta, pero el 50% de aquellos afectados cuando eran niños se ven afectados a lo largo de su vida.

Un Bebé Con Eczema
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

En los Estados Unidos, se estima que 15 millones de personas tienen eczema.

La causa exacta del eczema todavía se desconoce, pero las teorías actuales sugieren que está relacionada a una respuesta inmune anormal y a factores genéticos. Con frecuencia, el eczema se asocia con otros desórdenes alérgicos hereditarios como la fiebre del heno y con el asma.

Los brotes de eczema pueden ser desencadenados por:

  • Temperatura y climas extremos
  • Estrés emocional
  • Irritantes de la piel
  • Alérgenos transmitidos en el aire
  • Infecciones virales, bacterianas y posiblemente micóticas de la piel
  • Piel reseca