Existen muchos tipos de alérgenos; por lo tanto, es casi imposible eliminar todos los alérgenos de su ambiente. Existen muchas cosas que usted puede hacer para ayudar a reducir los alérgenos y minimizar su exposición a los detonantes de la alergia. Sin embargo, mientras que el evitar los alérgenos quizás elimine sus síntomas, no eliminará o reducirá su sensibilidad a dicho alérgeno, y los síntomas reaparecerán en cualquier momento que usted se vuelva a exponer a él.

Indicaciones Generales
Controle los Ácaros del Polvo

El principal alérgeno en interiores son los productos de desecho provenientes de organismos microscópicos llamados ácaros del polvo. Los ácaros del polvo residen especialmente en la ropa de cama, las cortinas y en las alfombras.

Para controlar los ácaros del polvo:

  • Lave las sábanas y las mantas semanalmente en agua caliente (130°F) y séquelas en una secadora caliente.
  • Cubra los colchones y fundas de almohadas con cubiertas herméticas a prueba de alérgenos.
  • Reemplace los edredones y las almohadas hechas de materiales naturales (como el plumón, las plumas o el algodón) con aquellos hechos de fibras sintéticas.
  • Evite las alfombras de pared a pared (especialmente en el dormitorio) tanto como pueda. Si usted tiene alfombras, asegúrese de aspirarlas frecuentemente.

Controle la Caspa de los Animales

El pelaje de los animales no es lo que causa las alergias, sino una proteína que existe en la saliva, la orina y en las escamas (caspa) de los animales. Si usted tiene alergias, quizás necesite tomar ciertas medidas para minimizar el contacto con la saliva, orina y caspa de la piel de su mascota.

  • Mantenga a su mascota fuera de las habitaciones que usted utiliza más frecuentemente (como el dormitorio).
  • Haga que otros miembros de la familia que no sean alérgicos cepillen a su mascota con la mayor frecuencia posible.

Esté consciente de que quizás tenga que sacar a su mascota de su hogar totalmente si usted o un miembro de su familia es severamente alérgico.

Controle las Plagas

Estudios han mostrado que las personas que viven en ambientes que contienen cucarachas y ratones tienen una incidencia más elevada de asma y alergias. Si las plagas son un problema crónico en su casa, considere el contratar a un exterminador.

Otros consejos para disminuir la infestación de plagas incluyen:

  • Cerrar todas las aberturas en ventanas, pisos, puertas y alrededor de los desagües.
  • Arregle y selle las fugas de agua en grifos y tuberías puesto que la cucarachas necesitan agua y humedad para sobrevivir.
  • Siempre mantenga los alimentos en contenedores herméticos.
  • Quite los platos en los que alimenta a su mascota después de que hayan comido.
  • Mantenga las superficies de la estufa y de la cocina libres de alimentos y de suciedad.

Controle los Mohos en Interiores

Las esporas del moho y de los hongos que prosperan en áreas tibias y húmedas pueden crear reacciones alérgicas. Para reducir el moho y hongos interiores:

  • Quite cualquier cortina, alfombra o papel tapiz que muestre evidencia visible de moho.
  • Instale ventiladores extractores de aire en la cocina y en el baño.
  • Use deshumificadores en áreas húmedas como el sótano.
  • Evite almacenar la ropa en áreas húmedas.
  • No alfombre pisos húmedos o de concreto.
  • Utilice una solución de 1 parte de cloro por 20 de agua para limpiar áreas con moho.

Evite los Irritantes Transmitidos en el Aire

Los irritantes y contaminantes transmitidos en el aire pueden desencadenar una reacción alérgica. Usted pueden hacer lo siguiente para ayudar a reducir su exposición a los irritantes transmitidos en el aire:

  • No fume o permita que fumen dentro de su casa.
  • Evite las áreas con gases de pintura fresca.
  • Evite los humos de fuertes productos limpiadores.
  • Evite los perfumes y aerosoles cuando le sea posible.

Mantenga los Ambientes Limpios y Secos

Casi todos los alérgenos prosperan en ambientes húmedos, mojados o sucios. Una de las formas más efectivas para reducir el riesgo de rinitis alérgica es mantener un ambiente limpio y seco. Lo siguiente puede ayudarle:

  • Limpiar y aspirar frecuentemente, utilizando filtros HEPA.
  • Utilizar ventiladores para promover la circulación del aire.
  • Utilizar un purificador electroestático de aire.
  • Utilizar un deshumidificador en áreas húmedas.

Reduzca su Exposición a Alérgenos al Aire Libre

Si usted tiene alergias al polen, moho y a otros alérgenos que están al aire libre:

  • Evite barrer y soplar las hojas, cortar el césped y otras actividades a la intemperie que pudieran ponerle en contacto con los alérgenos.
  • Actividades como la jardinería o la agricultura están asociadas con niveles muy elevados de exposición al moho y quizás necesite reducirlas completamente.
  • Cierre las ventanas y manténgase bajo techo (con aire acondicionado, cuando sea adecuado) cuando el conteo de polen sea alto.
  • Realice sus actividades recreativas al aire libre (escalar, andar en bicicleta, acampar, etc.) en las épocas del año cuando los conteos de polen sean más bajos.

Cuándo Contactar a Su Médico

Si sus síntomas se tornan severos a pesar de los cambios en el estilo de vida y del tratamiento, contacte a su médico para recibir cuidado adicional.