Cuando se trata de proteger la piel de la radiación UV, no toda la vestimenta es igual. Usted necesita saber cómo elegir un guardarropa que proteja contra los rayos UV, ya sea entre las prendas comunes o con vestimentas hechas especialmente.

A pesar de la abrumadora luminosidad de los días de verano, sólo cerca del 48% de la luz solar es visible a los ojos. Un 46% adicional es radiación infrarroja invisible. El 6% restante consiste de dos tipos de radiación ultravioleta invisible: UVA y UVB.

La radiación UV es el componente peligroso de la luz solar. La UVB provoca quemaduras por el sol, envejecimiento prematuro y cáncer cutáneo. La UVA también influye en la quemadura por el sol y en el cáncer cutáneo. Aunque las personas de piel clara o que viven en altitudes elevadas o cerca del ecuador son más susceptibles al daño causado por la radiación UV, nadie es inmune a este daño. Y para las personas que intentan evitar el sol por completo, deben tener en cuenta que si tiene menos de quince minutos diarios de exposición solar, se necesita vitamina D adicional, porque la exposición al sol es la fuente primaria de esta vitamina.