¿Está totalmente cómodo teniendo una relación íntima físicamente con una nueva pareja o tiene dudas persistentes sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS)? ¿Cómo puede plantear el tema sin causar incomodidad?

Usted está acostado en el sofá con una nueva pareja donde el momento llega a ponerse más íntimo e intenso hasta para animarse a dar el gran paso a la habitación y tener relaciones sexuales por primera vez. Obviamente no es el mejor momento para abordar el tema sobre el SIDA o de las ETS. Si usted y su pareja ya han discutido esto, probablemente solo tiene que relajarse y disfrutar la experiencia. Pero si no lo han hablado al respecto y quiere continuar con las relaciones sexuales, preprárese para una experiencia que sea menos perfecta.

En esta época del SIDA, es esencial la comunicación abierta con una pareja antes de tener relaciones sexuales. Por su puesto, nunca es fácil hablar de temas sexuales. Pero es menos difícil cuando se toma el tiempo para conocer a su pareja y no apresurarse a tener sexo.