Un pequeño porcentaje de la población adolescente es homosexual. Aparte de las presiones normales de la adolescencia, también los adolescentes homosexuales tienen distintas necesidades médicas y psicosociales. No todos los padres sospechan o saben que su hijo o hija es homosexual, pero los que sí tienen una responsabilidad especial para proporcionar apoyo y cuidado. Los padres, profesores y doctores son eslabones de la cadena que puede proporcionar apoyo y ánimo para los adolescentes homosexuales.

Un adolescente homosexual de 15 años de edad fue hospitalizado para una apendicectomía. El muchacho mantuvo en secreto su orientación sexual a casi todas las personas, aunque el sí tenía unos cuantos amigos homosexuales.

Cuando llegó un joven interno para realizar un procedimiento postoperatorio, el adolescente se quejó de un dolor en su conducto anal. Pero la actitud de su interno de cabecera fue todo menos que amable. "¿Qué es esto?" dijo el interno, horrorizado por sus resultados. "Usted padece herpes. ¿Cómo pudo pasar esto? ¿No eres homosexual, o sí?

El adolescente, pensando rápido, dijo que tuvo relaciones sexuales con un hombre sólo una vez debido a que una hombre mayor lo había forzado. El ahora interno completamente tenso murmulló un enigmático "uh-huh" y escribió algunas notas en la tabla. En la entrada, el interno pasó a tres adolescentes abiertamente homosexuales que vinieron a visitar a su amigo.

Al siguiente día, las madre del adolescente llegó de visita. Cuando el doctor con poca consideración y sin rodeos le dijo que su hijo es homosexual, la madre rompió en llanto. Después el muchacho tuvo otra aflicción importante en sus manos.