Si está perdiendo el cabello, existen opciones quirúrgicas para restaurar lo que los factores hereditarios se han llevado. El procedimiento utilizado debe ajustarse al paciente y producir como resultado un aspecto natural.

La cirugía de reemplazo de cabello consiste en tomar tiras de cuero cabelludo con cabello de la parte trasera y los laterales de la cabeza, convertir las tiras en injertos y luego trasplantar estos injertos con cabello a las zonas de calvicie. Debido a que el cabello trasplantado es suyo, las probabilidades de rechazo son mínimas. El trasplante de este cabello, denominado cabello donante, no modifica la capacidad del cabello para crecer ni su color.