Controlar los tamaños de la porción

La mayoría de las personas consumen muchas más calorías de las que creen. ¿Los culpables? Un sentido deformado del tamaño de la porción.

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AICR, por sus siglas en inglés), la mayoría de los estadounidenses todavía creen que el tipo de alimentos que comen es más importante para controlar su peso que la cantidad de comida que consumen.

"Las personas están comiendo más y se preguntan porqué están engordando más", dice Melanie Polk, MMSc, RD, director de Educación Nutricional en la AICR. "Una razón importante es que su enfoque es demasiado estrecho". La Sra. Polk agrega que los estadounidenses se concentran demasiado en eliminar la grasa o dependen de las dietas de moda que restringen el consumo de carbohidratos, azúcar o algún otro nutriente. Algunos estudios revelan que estas estrategias fallan cuando se desea abordar el problema del total de calorías consumidas, así como de la nutrición en general.

Los expertos dicen que entender el concepto de los tamaños de porción estándar es esencial para una buena nutrición. Los tamaños de porción estandarizados ayudan a los consumidores, profesionales de la salud y a los productores de alimentos a encontrar un lenguaje común para el bien de la comunicación.

Aunque los tamaños de porción están "estandarizados", los tamaños de porción individuales variarán debido a que las personas tienen diferentes requerimientos calóricos. Además, el tamaño de la porción depende de las metas de control de peso específico y de las necesidades de salud de cada persona. Por ejemplo las mujeres embarazadas y en lactancia podrían requerir porciones más grandes de comida que las mujeres que no lo están.