Los esteroides anabólicos son derivados producidos sintéticamente de la testosterona, una hormona natural que, entre otras cosas, promueve el crecimiento del músculo. Hay un número de tipos diferentes de esteroides manufacturados. El nombre oficial para este tipo de esteroide es esteroide anabólico androgénico o en español, "una droga que promueve la síntesis de proteína (anabólica) y lleva las características sexuales secundarias masculinas (androgénicas)."

Para entender cómo funcionan los esteroides anabólicos, ayuda a saber cómo funciona la testosterona. La testosterona es una hormona sexual masculina (aunque las mujeres también la producen) que sirve para dos propósitos básicos. Durante la primera etapa de la pubertad, los hombres jóvenes producen una mayor cantidad de testosterona por varios meses. Durante esta etapa, el volumen del proceso de la maduración física masculina ocurre incluyendo el crecimiento del hueso, la profundización de voz y el desarrollo de vello facial y corporal. La testosterona también mantiene el sistema reproductivo masculino y ayuda a producir mayor tamaño corporal y masa muscular.

Los esteroides androgénicos son prescritos por médicos para tratamiento terapéutico de enfermedades donde la testosterona (o sus efectos) necesita ser agregada o reemplazada. Los esteroides anabólicos están diseñados para copiar los efectos que construyen el músculo de testosterona, pero con menos efectos de "masculinización" acompañados.

Los usuarios de esteroides anabólicos se pueden dividir en dos grupos:

  • Aquellos que los usan para propósitos médicos
  • Aquellos que los usan para mejorar su fortaleza y habilidad atlética y/o mejorar su apariencia física agregando masa muscular