masajeEl poder del tacto no es completamente entendido, incluso por parte de los terapeutas e investigadores. El masaje puede afectar los sistemas musculoesquelético, nervioso y circulatorio linfático de acuerdo con el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM). La ciencia no está totalmente segura sobre lo que sucede en el cuerpo durante un masaje, pero si lo realiza un profesional capacitado y se utiliza de forma adecuada, existen pocos riesgos graves.

A continuación, conocerá los tipos de masajes más comunes, de acuerdo con la Asociación Americana de Terapia de Masaje (AMTA):

  • Sueco: considerado el tipo más común, involucra caricias grandes y otras técnicas en las capas de músculo más superficiales, junto con movimiento articular activo y pasivo. Este tipo de masaje pretende relajarlo y energizarlo.
  • Tejido profundo: diseñado para liberar la tensión y administrar caricias suaves y presión profunda con los dedos, se llama así porque se enfoca en las capas más profundas del tejido muscular. Las caricias y la presión siguen la fibra de los músculos y tendones. Comúnmente, se utiliza para el daño muscular que es producto de una lesión, como lesión por latigazo cervical y distensión en la espalda.
  • Masaje en silla: este es un masaje de la parte superior del cuerpo. Se realiza a través de la ropa mientras usted se encuentra sentado de forma erguida en una silla portátil.
  • Terapia deportiva: el masaje deportivo se enfoca en el calentamiento de atletas para prevenir lesiones deportivas, mantener el cuerpo flexible o ayudar a rehabilitar músculos lesionados.