Animation Movie Available Medios relacionados: elegir las grasas y los carbohidratos correctos

Los productos derivados de los cereales, como el pan, el arroz, las pastas, la harina de avena, los cereales y las tortillas, generalmente tienen bajo contenido de grasas y proporcionan fibra, carbohidratos, vitaminas, minerales y algunos fitoquímicos. La mayoría de los alimentos que comemos son cereales refinados (por ejemplo, pan blanco, arroz blanco, pastas, pretzels). Los cereales refinados no contienen tantos nutrientes como los cereales integrales.

El cereal integral es toda la parte comestible de un cereal. El cereal integral incluye tres partes, cada una con una valiosa reserva de nutrientes:

  • Salvado: contiene grandes cantidades de vitaminas B, minerales y fibra
  • Endosperma: aloja la mayor parte de las proteínas y carbohidratos, y pequeñas cantidades de vitaminas y minerales
  • Germen: contiene vitaminas B, minerales y algunas proteínas

La harina blanca, que es la base de muchos de nuestros alimentos, se elabora mediante la refinación de los cereales integrales. Durante el proceso de refinación, se extrae la mayor parte o todo el salvado y el germen. A la harina blanca enriquecida se le agregan ciertos nutrientes: hierro y algunas vitaminas B (incluso ácido fólico). Sin embargo, se pierden muchos otros nutrientes, por ejemplo:

Los cereales integrales son la elección más sana porque los ingredientes que contienen pueden ayudar a disminuir el riesgo de muchas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardíacas, la diabetes y la obesidad. La fibra soluble (que se encuentra en la avena y la cebada) puede disminuir los niveles de colesterol.