Cuando la válvula mitral en el corazón está incompleta o estrecha, puede tener que ser reemplazada.

Las válvulas cardiacas competentes que funcionan completamente permiten el flujo de sangre libre y en sentido único. Las válvulas enfermas se escapan, causando flujo de regreso; o se estrechan, causando flujo restringido. En cualquier caso, esta condición puede ser potencialmente mortal. Algunas veces, la válvula se puede reparar. En otros momentos debe ser reemplazada quirúrgicamente. Las enfermedades más comunes de la válvula mitral son fiebre reumática, infecciones y defectos congénitos.