La queratoconjuntivitis sicca es una enfermedad en la que la conjuntiva (las membranas sobre la superficie del ojo) se enrojecen e inflaman. La forma más común de esta enfermedad es la queratoconjuntivitis sicca. Esto se da cuando la superficie del ojo se seca debido a una falta de lágrimas. Esta sequedad en el ojo ocasiona una irritación leve en algunos pacientes, pero molestias importantes e incluso problemas visuales en otros.

El dolor ocasionado por la queratoconjuntivitis sicca se puede aliviar con tratamiento médico, por lo que es importante consultar al oftalmólogo si cree que puede tener esta afección.

Conjuntiva Inflamada
Imagen informativa de Nuclus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen dos razones principales para que ocurra la queratoconjuntivitis sicca. La primera es que el ojo ya no produce suficientes lágrimas para mantener la superficie húmeda, y el frente de la superficie del ojo se seca. La otra es que el ojo produce suficientes lágrimas, pero éstas se evaporan de manera demasiado rápida. En este caso, las lágrimas producidas son de baja calidad y no cubren adecuadamente la superficie del ojo.