Un orzuelo es una pequeña infección de las glándulas del ojo, localizadas en los párpados. La infección causa un abultamiento rojo sobre el párpado que se puede parecer a un barro. Este tipo de infección, también conocida como perrilla, suele ser bastante dolorosa. Existen dos tipos de orzuelos:

Externo: cuando la infección se encuentra fuera de la línea de las pestañas.

Interno: cuando la infección se encuentra dentro de la línea de las pestañas.

Los orzuelos se suelen diagnosticar fácilmente y el tratamiento temprano evita que la infección avance. Contacte a su médico si usted cree que puede tener un orzuelo.

Orzuelo (Perrilla)
Imagen de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Un orzuelo es causado por una obstrucción en las pequeñas glándulas localizadas a lo largo del margen del párpado. Estas glándulas producen aceite y el bloqueo evita el drenaje normal de la glándula. Si quedan bacterias atrapadas en la glándula, se puede desarrollar una infección y se produce inflamación y enrojecimiento del área debido al desarrollo de líquido y pus. En el 90% al 95% de los casos, la infección resultante es provocada por una bacteria llamada staphylococcus aureus (también conocida como estafilococo). Es posible tener más de un orzuelo a la vez, y es común que estos reaparezcan.