En la fototerapia, la piel se expone a una fuente de luz ultravioleta (UV) durante un tiempo determinado para tratar ciertas condiciones de la piel. Las luces ultravioletas son rayos de luz provenientes del sol que no son visibles. La fototerapia utiliza una fuente de luz ultravioleta hecha por el hombre para su tratamiento.

Los tipos de fototerapia incluyen:

  • UVB de banda ancha: terapia efectiva de luz que utiliza luz UVB (luz ultravioleta, tipo B). No puede realizarse en áreas donde la piel se pliega.
  • UVB de banda angosta (UVBBA): emite un rango más angosto de longitudes de onda UVB que pueden alcanzar áreas más específicas, incluso los pliegues de la piel.
  • PUVA: el tratamiento involucra tomar o utilizar un medicamento llamado psoralen, un medicamento sensibilizador a la luz, antes de exponerse a la UVA, luz ultravioleta A. El psoralen se puede tomar oralmente (como una píldora por boca) o aplicarse sobre la piel. El Psoralen hace que su piel sea más sensible a la luz ultravioleta.
  • Láseres: el láser excimer emite una luz ultravioleta aun más angosta que la luz UVB de banda angosta y puede ser dirigida a áreas específicas de la piel. El láser excimer es un procedimiento relativamente nuevo.

Las enfermedades de la piel que se tratan con fototerapia incluyen:

  • Psoriasis: un trastorno de la piel en el cual se forman costras rojizas, grisáceas y escamosas sobre la piel que se deben a una multiplicación acelerada de las células de la piel.

Psoriasis
Nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

  • Dermatitis: afecciones de la piel debido a algún tipo de inflamación de esta.
    • Dermatitis atópica: eczema (afección que se caracteriza por enrojecimiento y picazón de la piel) o dermatitis a causa de alergias.
    • Dermatitis seborreica: afección de la piel en la cual se produce descamación que suele afectar el cuero cabelludo.
  • Micosis fungoide (linfoma de células T cutáneo): un tipo de linfoma que se desarrolla en la piel.
  • Vitiligo: un trastorno de la piel en el que se pierde la pigmentación normal de esta debido a la destrucción de las células productoras de la pigmentación por parte del sistema inmunitario.
  • Comezón o prurito: resultado de una enfermedad hepática o renal.