La taquipnea transitoria es un problema respiratorio que se da entre el 1% y el 2% de los recién nacidos. Ocurre cuando el líquido no deja los pulmones tan rápido como debería después de nacer. Los bebés que nacen con esta condición por lo general se recuperan a los tres días de nacidos.

La taquipnea transitoria se puede tratar fácilmente, pero requiere cuidado por parte del médico.

Sistema respiratorio de un bebé
factsheet image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Antes de nacer, normalmente, los pulmones del bebé están llenos de líquido amniótico. Durante la labor de parto, señales químicas le dicen a los pulmones que comiencen a retirar el líquido. Cuando el bebé pasa a través del canal de parto, el pecho se aprieta. Esa presión puede ayudar a despejar algo del líquido de los pulmones. Después de nacer, el bebé también puede toser parte del líquido. Una vez que el bebé comienza a respirar, el aire llena los pulmones y ayuda a despejar cualquier líquido remanente. El líquido puede no despejarse lo suficientemente rápido de los pulmones si :

  • El bebé no responde bien a las señales químicas durante la labor de parto.
  • El líquido no es expulsado de los pulmones en el canal de parto.