La septicemia neonatal es una infección bacteriana en la sangre. Se halla en bebés durante el primer mes de vida. Esta afección puede ser grave. Si usted sospecha que su bebé tiene esta afección, póngase inmediatamente en contacto con el médico.

Propagación de la infección
septicemia neonatal
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La causa se relaciona con la exposición del bebé a bacterias. La septicemia de aparición temprana que se desarrolla dentro de la primera semana se adquiere de la madre (mediante la placenta o del pasaje a través de la vía del parto). La septicemia de aparición tardía que se desarrolla después de una semana proviene del entorno donde se cuida al bebé. Los antibióticos administrados durante el parto fueron eficaces para prevenir la aparición temprana de la septicemia bacteriana.

Algunos factores relacionados con el embarazo o su salud también se añaden a la probabilidad de que su hijo pueda tener esta afección:

  • Complicaciones del parto que generan como resultado un parto traumático o prematuro
  • Rompió la fuente más de 18 horas antes de dar a luz
  • Fiebre u otra infección durante el trabajo de parto
  • Uso de una sonda durante un período prolongado durante el embarazo