La hipertensión renovascular es la presión arterial elevada que es causada por el estrechamiento (estenosis) de una o ambas arterias, llamadas arterias renales, que abastecen de sangre a los riñones. El estrechamiento de las arterias renales reduce el flujo de sangre a los riñones. Esta es una condición potencialmente seria que requiere cuidado por parte de su médico.

Cada riñón es capaz de regular la presión arterial del cuerpo para asegurar que cada órgano tenga un suministro adecuado de sangre oxigenada. Esto sucede al activar una cascada de hormonas conocidas como el sistema renina-angiotensina.

La estenosis de la arteria renal desencadena la liberación de estas hormonas, lo cual después se vuelve una causa de hipertensión (presión arterial alta). Dado que la hipertensión es una causa principal de apoplejías y ataques cardiacos, se trata de una condición grave que requiere diagnóstico y tratamiento.

El Riñón y Sus Principales Vasos Sanguíneos
Arteria renal
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Existen muchas enfermedades que pueden causar estrechamiento de las arterias renales. Las dos causas más comunes son la aterosclerosis y la displasia fibromuscular.

  • Aterosclerosis: con frecuencia llamada "endurecimiento de las arterias", es el resultado de placa adiposa en las arterias y bloquea el flujo de sangre a los riñones. Ocurre principalmente en hombres mayores de 50.
  • Displasia fibromuscular: trastorno hereditario en el que el músculo y el tejido fibroso de la pared de la arteria renal se hacen más gruesos y se endurecen en anillos que bloquean el flujo de sangre a los riñones. Ocurre principalmente en mujeres jóvenes de 30 a 40 años.