Se realiza plasmaféresis para cambiar el plasma en la sangre. El plasma es la parte líquida de la sangre que no contiene células. Una vez que se extrae el plasma, se vuelve a agregar plasma fresco o un sustituto de plasma a la sangre.

Mediante la plasmaféresis, se eliminan los autoanticuerpos de la sangre. Los autoanticuerpos son proteínas que se encuentran en el plasma y que atacan por error los propios tejidos del cuerpo. En algunos casos, este procedimiento se utiliza para eliminar toxinas o sustancias metabólicas de la sangre.

La plasmaféresis se utiliza para tratar lo siguiente:

  • Enfermedades autoinmunitarias
  • Enfermedades neurológicas
  • Niveles de colesterol muy altos que no disminuyen con dieta y medicamentos
  • Toxinas que pueden entrar en la sangre