Una biopsia de la tiroides con aguja se refiere al uso de una jeringa para remover una pequeña muestra del tejido de su glándula tiroides. La prueba usualmente se realiza cuando un bulto, llamado nódulo, se detecta en la tiroides.

Los nódulos se producen cuando las células de la tiroides crecen juntas y forman bultos en esta glándula. Los nódulos son muy comunes y usualmente no requieren de tratamiento. Sin embargo, del 5% al 10% de los nódulos son cancerosos.

Nódulo de la tiroides
Nucleus image
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Usualmente se realiza una biopsia para verificar si un nódulo contiene células benignas o malignas. También puede indicarse si la tiroides crece, incluso si no hay nódulos presentes, en particular en el caso de personas de más de 50 años. Aunque no suelen ser cancerosos, todos los nódulos deberían ser revisados por un médico para determinar su condición.

Una biopsia es la única prueba que puede confirmar si el cáncer está o no presente. Existen dos tipos de biopsias:

  • Aspiración con aguja fina (FNA, por sus siglas en inglés), el tipo más común
  • Biopsia con aguja aguda (CNB, por sus siglas en inglés)