La anemia hemolítica autoinmunitaria es una condición en la que el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error a sus propios glóbulos rojos, lo que causa que se desintegren (hemólisis). Esto puede ser una condición grave, incluso mortal, que requiere de atención médica.

Existen muchas causas de hemólisis, la destrucción de glóbulos rojos. Algunas son congénitas (p. ej., anemia drepanocítica), algunas se deben a otras enfermedades y otras son causadas por drogas, pero todas derivan en anemia. Las anemias hemolíticas autoinmunes, de las que existen tres tipos, ocurren cuando los anticuerpos atacan los glóbulos rojos.

Glóbulos rojos
Imagen informativa de Nucleus
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

En algunos casos de hemólisis autoinmunes, los medicamentos se pueden adjuntar a los glóbulos rojos, ocasionando ser el blanco de destrucción por el sistema inmune. Los más comunes son la penicilina y sus parientes (cefalosporinas, quinidina y algunos medicamentos antiinflamatorios.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la función inmune anormal conlleva a que el cuerpo ataque los glóbulos rojos normales. Las causas de la función anormal subyacente incluyen: