La enfermedad de Kawasaki es un tipo de enfermedad inflamatoria que por lo general sólo afecta a niños. Los síntomas típicos incluyen fiebres elevadas, labios y garganta inflamados, nódulos linfáticos inflamados, y manos y pies que se pelan.

Por lo general, es una condición autolimitada que tiene un transcurso leve y poco complicado, y con frecuencia los niños se recuperan sin tratamiento. Sin embargo, casos más serios pueden conllevar a complicaciones que afectan las arterias coronarias. Las arterias coronarias con vasos sanguíneos que abastecen al corazón con sangre.

Si estas arterias coronarias se inflaman, la pared de las arterias se puede debilitar. Este debilitamiento puede provocar una dilatación focalizada de un vaso sanguíneo, que se denomina aneurisma. Un aneurisma puede conllevar a la obstrucción de la arteria. Si ocurren estas obstrucciones, el corazón, que es un músculo, sufrirá de oxígeno insuficiente. Esto puede causar dolor torácico ( angina de pecho). Incluso puede causar un ataque cardiaco y dañar permanentemente al corazón. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir que se desarrollen estos aneurismas.

Esta es una condición potencialmente seria que requiere cuidado por parte de su médico. Entre más pronto se trate la enfermedad de Kawasaki, es más favorable el resultado. Si usted sospecha que su hijo tiene esta condición, contacte inmediatamente a su médico.

Arteria Coronaria
si1371_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

No se conoce la causa de la enfermedad de Kawasaki. No parece ser contagiosa o hereditaria.