La otitis externa es una infección, inflamación o irritación del canal auditivo, el tubo que va desde la parte más externa del oído al tímpano. Como frecuentemente se observa en nadadores, en particular en climas cálidos y húmedos, se la denomina oído de nadador. Esta condición se puede tratar fácilmente pero puede volverse seria, incluso mortal en algunas personas, si se deja sin tratar. Puede ser muy seria, particularmente, en diabéticos, ya que la infección se puede expandir al oído medio e interno y causar infección en los huesos ( osteomielitis), lo que se describe como otitis externa maligna. Contacte a su médico si usted cree que puede tener otitis externa.

El Canal Auditivo
si55550929_96472_1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La otitis externa puede desarrollarse bajo las siguientes circunstancias:

  • Posterior a nadar frecuentemente o tomar baños de tina cuando los oídos se llenan repetidamente con agua y no se drenan completamente al finalizar
  • Después de quitar la cerilla protectora, especialmente si la limpieza genera dolor y sangrado
  • Uso excesivo de hisopos de algodón para limpiar los oídos
  • Lesión de la piel del canal auditivo
  • Como consecuencia de las condiciones de piel que se pueden producir en el canal auditivo, como: